Saltar al contenido
Reptilianos.info

Anunakene

Anunnaki

Quizás te preguntes el por qué llamamos a los Anunakene como “vecinos”, pues bien, debes saber que se encuentran muy cerca de nosotros, específicamente en un planeta llamado Nibiru que está en nuestra galaxia, especialmente cercano a nuestra tierra cada 4 mil años. Este planeta fue descubierto por científicos hace décadas, pero para no alarmar a la raza humana ha sido completamente ocultado de las noticias.

Lo que ocurre con Nibiru es que, aunque es un planeta que se ubica en nuestro sistema solar se trata de un planeta con una órbita muy extensa, pasando cerca de nuestra tierra cada 4 milenios. Los Anunakene son parecidos a los humanos, solo que son más corpulentos y miden un estándar de 2.5 m.

Los Anunakene habitaban nuestro planeta cuando la humanidad estaba en una etapa vulnerable. Los humanos convivían con otras especies extraterrestres en conjunto con los Anunakene, sin embargo, estas otras especies se rebelaron para tomar el control del planeta tierra, lo cual afortunadamente no ocurrió gracias a los Anunakenes.

Los Anunakene se mezclaron sexualmente con la raza humana, de este mestizaje aparecieron los gigantes, de los cuales se habla incluso en pasajes bíblicos. Para proteger a la tierra y al mismo tiempo evitar que fuese invadida por su creación, dieron origen a una raza de extraterrestres pacifista, llamada los Zeta Reticulai, los cuales nos acompañan hasta hoy en día.

Los Anunakene abandonaron nuestro planeta ya que se presume que querían abordar el suyo antes de que se apartase mucho de la tierra. Siempre se mantienen informados de lo que ocurre en nuestro planeta y también pueden influenciar ciertas decisiones de líderes mundiales.

Los Anunakene mantienen una “batalla diplomática” con los Reptilianos por ocupar los puestos de poder en la tierra y por influenciar el rumbo de nuestra raza humana. Se cree que volverán cuando su planeta se acerque de nuevo a nuestro planeta, cosa que ya está ocurriendo.

Fanáticos de los alienígenas sostienen que la proximidad del planeta Nibirue causa inestabilidad en la atmosfera terrestre, causando enfermedades y la muerte de diferentes especies de animales, aunque esto no es exactamente así ya que solo trae estados climáticos alterados.