Saltar al contenido
Reptilianos.info

Ramay

ramay

Los ramay son extraterrestres que provienen de la constelación Auriga, del planeta Capella. Lo bueno (y lo principal que identifica a los ramay) es que se trata de una raza que prefiere ser pacifista antes de invadir un planeta en búsqueda de recursos.

Les gusta cohabitar con otras razas de extraterrestres en la búsqueda del avance de su civilización y el comercio de diferentes tipos de minerales, naves y tecnologías varias con estas nuevas razas. Existen evidencias clasificadas que esta raza de extraterrestres se encuentra habitando en nuestro planeta al sol de hoy, incluso han ayudado a desarrollarnos como una raza inteligente, de manera completamente anónima y desinteresada.

Según el libro de las razas alienígenas ruso se sabe que “crearon” la civilización maya tomando humanos de diferentes culturas alrededor del planeta tierra y los colocaron en América del Sur para que juntando todo lo que sabían en cuanto a arquitectura, comercio, agricultura y otras ciencias pudiesen crear la civilización perfecta. A los mayas les enseñaron principios sobre astronomía y el estudio del tiempo, es por ello que eran especialmente avanzados en estos ámbitos.

Lamentablemente la civilización maya se extinguió con el tiempo, pero nos dejaron diferentes joyas en la historia que son dignas de un estudio profundo. Con la civilización maya los Ramay querían que el planeta tierra lograse un desarrollo rápido y sostenido, para que dentro de algunos siglos pudiesen comerciar con la humanidad abiertamente y los humanos también pudiesen viajar a diferentes sistemas solares, enriqueciendo así nuestra cultura, haciéndonos más interesantes para ellos.

Los Ramay se especializan en la ciencia más que en lo bélico, por lo que son bien recibidos por diferentes razas alienígenas neutrales y benignas, incluso son bien recibidos por razas hostiles si tienen buena mercancía o minerales para intercambiar.

La civilización maya fue abandonada por los Ramay cuando alcanzó un buen índice de desarrollo, tras este evento los mayas comenzaron a realizar diferentes sacrificios, entre los cuales también había sacrificios humanos. Los Ramay visitaron nuestro planeta en varias ocasiones después de irse, siendo vistos por última vez cerca de Bora Bora, durante el 2001.